jueves, 29 de marzo de 2007

DELICATESSEN EN LIDL


Nos gustan los buenos precios pero los muy bajos nos hacen desconfiar. Eso es lo que hace que mucha gente piense que en Lidl la prioridad es vender muy barato para gente con escasos recursos, sin preocuparse por la calidad. Por eso mismo pensamos que en El Corte Inglés lo principal es la calidad y luego el precio. Sin embargo Lidl está rompiendo con estos prejuicios. Si al principio entraba en estos supermercados a comprar bombones, poco a poco me están enganchando con productos cada vez más sofisticados.
Acabo de volver de un Lidl y me he encontrado con aparcamiento gratuito en el centro de una ciudad, cosa que me ha permitido llegar en coche desde casa sin mojarme. En las estanterías hay cada vez más variedad y también abundan las marcas famosas.

Lo que sorprende es la aparición de bloques de foie a cuatro euros, muy dignos ellos. He encontrado magret de pato al mismo precio, junto con una sección de vinos y cavas digna de elogio. Junto con vinos surafricanos o australianos están unos interesantes Albariños con denominación de origen a tres euros la botella. Para desayunar, unas brioches muy potables a poco más de dos euros. Las salchichas son exquisitas y también hay bogavantes canadienses a ocho euros o solomillos argentinos a tres euros la pieza. La globalización mola. Productos que antes había que salir a comprar fuera ahora los tenemos aquí. Digamos que se puede montar una cena de nochevieja muy competente con lo que hay en un Lidl.

Este artículo va expresamente dirigido a todos aquellos gourmets que quizás no se hayan dignado entrar a Lidl. Una visita les puede crear adicción. Una cata a ciegas con vinos de este supermercado podría dar grandes sorpresas a los entendidos.



Más información en http://www.lidl.es

No hay comentarios: