miércoles, 15 de septiembre de 2010

CHEVROLET YA VENDE COCHES CON GLP. RECORD DE AUTONOMÍA EN CARRETERA.


Un amigo me comentó que está pensando en utilizar para su autoescuela un coche adaptado para el uso de GLP. Por lo visto esas son las siglas que definen al gas licuado del petróleo. Se trata de un combustible compuesto por butano y propano, lo que nos recuerda a los taxis que funcionaban con bombonas de butano.

Al parecer la cosa se ha modernizado y ya no hay que cargar con la bombona sino que existen puntos de repostaje en ciertas gasolineras que permiten almacenar el combustible en un depósito extra añadido al vehículo y que suele ubicarse en el cubículo de la rueda de repuesto.

Chevrolet ya ha presentado un Aveo que funciona con GLP y gasolina. Por lo visto el motor arranca sistemáticamente en modo gasolina hasta alcanzar una temperatura que le permita pasar al modo gas y continuar así indefinidamente hasta que se acabe, momento en el que podremos repostar o seguir circulando con la gasolina. Así se incrementa notablemente la autonomía del vehículo.

La principal ventaja del GLP es que su precio está regulado por ley hasta 2018 y es siempre el 50% de lo que cueste el gasóleo, con lo que el ahorro está servido de mano y aunque tengamos que pagar la gasolina al precio actual, los kilómetros recorridos con gas salen baratos. Hay que aclarar que no obstante, el coche gasta más litros de gas que de gasolina.

La red de estaciones de servicio con GLP es todavía ridícula pero promete ampliarse.

Toda la información detallada la tenemos en http://www.spainautogas.es/ y http://www.chevrolet.es/

Ya se ha escrito mucho sobre el tema y no puedo aportar nada nuevo. Lo mejor será que me informe directamente mi amigo el de la autoescuela, para dar información de primera mano. En cuanto sepa más, aquí lo publicaré.

ACTUALIZACIÓN IMPORTANTE.

El amigo de la autoescuela me comunica que el coche de gasolina se cala más que el diesel y por lo tanto lo descartan por motivos obvios.

Por otra parte hay que tener en cuenta que los datos que suministra Chevrolet sobre el Aveo muestran un incremento de consumo que en modelos de superior cilindrada subirían aún más. Por esa razón si llegamos al consumo de 10 litros de GLP en un Épica, por ejemplo, el gasto sería el mismo que con cinco litros de diesel, o sea que para ese viaje no hacen falta alforjas. Si el combustible cuesta la mitad pero se consume el doble estamos donde estábamos. La única ventaja es que los precios de los coches con GLP serían inferiores a los de automóviles convencionales y la emisión de sustancias contaminantes se reduce.

Mientras tanto el Toyota Prius sigue siendo una alternativa mejor. Tanto para el GLP como para los motores híbridos hay incovenientes, ya que en el primer caso el depósito se ubica en el hueco de la rueda de repuesto y eso nos obliga a llevar un kit antipinchazos. En el segundo caso el maletero de la berlina se ve reducidísimo.

Me temo que lo del GLP no va a funcionar y lo del Prius sigue siendo carillo.

No hay comentarios: