jueves, 9 de septiembre de 2010

¿PAGARÍAS POR RECIBIR TUS MALETAS DIRECTAMENTE EN EL HOTEL?


Hoy en día si viajas en avión tienes que decidir lo que haces con tu neceser. Si tienes prisa y quieres moverte sólo con equipaje de mano para evitar esperas en el aeropuerto deberás recurrir al lote de productos en envases con un límite de capacidad y presentados en un estuche transparente; puede ser conveniente aunque sufre de limitaciones; luego siempre puedes comprar más productos en destino (suponiendo que dispongas de tiempo para ello) o bien disfrutar de los productos de acogida del hotel, que en ocasiones son excelentes y cumplen perfectamente su cometido. La opción tradicional en viajes vacacionales consiste en meter el neceser dentro de una maleta que no podrá subir al avión como equipaje de mano. La mala suerte hace que a veces los geles y champús se derramen y pringuen la ropa. Lo de facturar una sola maleta en Ryanair ya cuesta 30 euros.

La empresa norteamericana Suitearrival tiene un interesante servicio que consiste en que les compras los productos que necesites y ellos se encargan de que se encuentren en tu habitación de hotel a tu llegada. Recomiendo echar una ojeada a la web, pues los precios son contenidísimos y lo único que encarece la propuesta son los gastos de envío. Aunque a lo mejor para ese viaje no hacen falta alforjas. Nosotros mismos podemos encargarnos de comprar lo que haga falta y enviarlo al hotel por correos o mensajería. Los que nos conformamos con un gel, un champú y desodorante nos apañamos como podemos pero hay gente que se cuida delicadamente y se lleva muchísimos cosméticos variados que ocupan bastante espacio en la maleta, que sufre bastantes golpes durante los viajes en la bodega del avión. Lo mismo es válido para las maletas. Mandar una maleta con 20 kilos de ropa al hotel sale por 15 euros si la enviamos por correos y con unos días de antelación, lo que nos evita cargar con ella, facturarla y esperarla.

Basta con planificar un poco el viaje para encontrarse mucho más despreocupado durante su desarrollo, sobre todo si viajamos en avión.

No hay comentarios: