miércoles, 6 de octubre de 2010

¿AREAS DE SERVICIO O ZONAS DE SERVICIO? NO ES LO MISMO


En las autopistas de peaje españolas no hay sorpresas, ya que lo que encontramos siempre son áreas de servicio con gasolineras, accesibles directamente desde la vía por la que circulamos y en óptimas condiciones de seguridad. Desgraciadamente a veces las distancias entre una y otra son desalentadoras y los horarios aún pueden perjudicar la situación.

Lo malo es cuando circulamos por autovías. Aquí las más de las veces hallaremos una señalización de "zona de servicios" que en demasiados casos obliga a salirse de la vía y circular por carreteras secundarias, municipales e incluso caminos asfaltados hasta llegar a la gasolinera. Muy frecuentemente deberemos hacer giros a la izquierda en los que perdemos la prioridad. En otras ocasiones habremos de acceder a una estación de servicio situada en sentido opuesto al que circulamos. Lo peor es cuando la salida indicada nos hace circular por una nacional o local durante varios kilómetros hasta hallar la gasolinera, que no siempre está abierta; tras la consiguiente reducción de velocidad media viene la tarea de reincorporarse a la autovía, para lo cual no compensa volver atrás y deberemos seguir circulando por la ruta antigua otros cuantos kilómetros hasta hallar una nueva entrada. Evidentemente eso no es nada serio. Por lo visto los municipios por los que ahora pasa una autovía y antes lo hacía sólo una nacional temen quedarse muertos sin el paso obligado de coches y camiones, así que a los conductores nos toca incluso cruzar pueblos para repostar. El caso del tramo entre Benavente y Vigo es sangrante y nunca sabes qué te va a tocar, por lo que conviene ir bien cargado de combustible ya que no siempre hay garantía de repostar cuando nos cuadre sin extraños desvíos.

Entre Benavente y Tordesillas hay unas cuantas gasolineras pero siempre con el engorro de que el acceso no es directo y la salida tampoco. Seguro que los lectores del blog podrán aportar sus propias experiencias. En El Haya, dentro de Cantabria y lindando con Vizcaya lo tenemos relativamente cómodo para entrar y salir pero los servicios no son los apropiados para una ruta internacional precisamente.

Los conductores españoles demandamos áreas de servicios y no accesos a zonas de servicios. También queremos que no estén tan alejadas unas de otras porque el viaje se convierte en un suplicio si no hay sitios decentes donde parar a estirar las piernas, comer el picnic a la sombra o satisfacer las necesidades fisiológicas con toda higiene. Mientras no se haga nada al respecto, seguiremos transitando por tramos de antiguas nacionales sin ninguna necesidad, con poca seguridad y reduciendo nuestra velocidad media.

No hay comentarios: