sábado, 20 de noviembre de 2010

LÍNEA DE METRO DE ALTA MONTAÑA EN LAUSANNE. SUIZA.

Reemplazando un antiguo ferrocarril de cremallera, la línea 2 del metro de Lausanne se caracteriza por ser de lo más raro que hay por ahí. Lo de tener cinco km de longitud con 14 estaciones y cruzar la ciudad de sur a norte no tiene gracia. Ahora bien, la rampa media de casi el 6% y el ascenso de 375 metros de inicio a fin ya llama la atención. Lleva 18 minutos hacer el viaje y cuenta con vía doble. Lo increible es que el metro no funciona con cremallera sino con ruedas de goma como las usadas en una línea de metro de París. También lleva ruedas ferroviarias convencionales para los cambios de agujas y para emergencias. La velocidad máxima es de 60 km/h, lo que ya impresiona.



La mayor parte del recorrido es subterránea y el metro funciona sin conductor, con el especial encanto de que podemos ir sentados como si fuéramos maquinistas.

No hay comentarios: