lunes, 27 de diciembre de 2010

TURISMO POR TÚNEZ EN TREN.

Desplazarse durante siete días por los ferrocarriles tunecinos con su tarjeta azul para viajeros cuesta sólo 25 euros en clase confort, superior a la primera. En segunda, con un buen estándar de calidad, la cosa baja a 17, pero no compensa el ahorro con precios tan bajos. Ahora bien, la red no es muy grande y en siete días da tiempo a hacer todos los viajes de ida y vuelta.


La red es peculiar y al norte utiliza el ancho internacional mientras que al sur se usa la vía métrica pero con trenes de un gálibo enorme. Quien redacta este artículo realizó el viaje de ida y vuelta entre Sousse y Tunis (Túnez capital) en un tren compuesto de máquina y coches que circuló puntualmente y tardó 100 minutos en recorrer 140 km, lo que no está nada mal. El confort era elevado y las azafatas repartieron gratuitamente botellines de agua y toallitas refrescantes; el aire acondicionado funcionó perfectamente.


El material es de vía ancha sobre vía estrecha e impresiona bastante, con los coches tipo Corail fabricados en España. Al no haber un trazado complicado, la línea tenía curvas muy suaves. Hay una zona electrificada entre Sousse y Monastir donde se funciona en régimen de cercanías, aunque los recorridos más interesantes son los más largos.


La clase confort tiene enorme espacio para estirar las piernas y uno viaja como un marqués.


El ferrocarril tunecino es barato y de buena calidad. Un aliciente para los turistas españoles que visiten el país y tengan prejuicios sobre el sistema de transporte local.


Y no podía faltar un ferrocarril turístico, el que se puede coger en Metlaoui y recorre 40 espectaculares kilómetros en un tren lujoso y de época conocido como "Lezard rouge", o sea, el lagarto rojo.

La web oficial de los ferrocarriles de Túnez está muy modernizada y permite incluso reservas online. Se puede ver en http://www.sncft.com.tn/ Desgraciadamente no se puede viajar en tren a los paises limítrofes pero seguro que no se nos ha perdido nada en Libia o Argelia. Túnez es un país muy seguro y volcado con los turistas. Mi experiencia ferroviaria allí fue excelente y me encantaría volver a recorrer alguna línea más. Recomiendo encarecidamente a los que vayan a visitar Túnez que hagan algún viaje en tren, aunque sólo sea en el TGM, la línea de cercanías que une la capital con Cartago y Sidi Bou Said. El la capital funciona un moderno tranvía. Es África, pero en el siglo XXI.


Encontrar vuelos a Túnez

1 comentario:

Toni dijo...

Tunez ¿es África pero en el siglo XXI?.
Pues mucho ha debido de cambiar porque cuando estuve hace 15 años más bien me pareció del siglo XVIII excepto los hoteles.