jueves, 3 de marzo de 2011

HOTEL PLAYA LANGOSTEIRA, JUNTO A FINISTERRE. EN LA COSTA DE LA MUERTE Y EN EL CAMINO DE SANTIAGO.

 En Galicia el nivel de hospitalidad anda bastante alto y los precios están muy contenidos. Pocos sitios hay en Europa donde el dinero cunda tanto y lo que se recibe a cambio compense como en estas tierras. Se come de cine y por cuatro perras, mientras que el trato es muy acogedor y familiar.

Un buen ejemplo es el hotel Playa Langosteira, cuyo nombre es muy gallego además de sugerente. Como se puede ver en la foto el lugar donde se encuentra no tiene nada que ver con esos entornos masificados de costa en plan industrial. Esta es la costa más salvaje de Galicia y si me apuran, del continente. Pero tranquilos, que está lo suficientemente civilizada como para complacer al visitante.

Mientras en lugares como París y Londres un hotel de dos estrelllas tienen el confort de una pensión mala española, en Galicia podemos encontrar muy buenos ejemplos como este hotel de tres estrellas, flamante y con el confort de las tres estrellas y media. Las tarifas son de lo más atractivo.

Una pareja puede alojarse en una junior suite durante la temporada baja al precio de 70 euros y con desayuno. Si se conforma con un dormitorio doble convencional el precio baja a los 50 euros. Lo máximo que se paga por pareja es 80 euros en pleno agosto.

Las fotos no engañan. Todo reluce de puro limpio y nuevo. Los comentarios de los clientes en Tripadvisor lo dejan muy claro. Estamos ante una excelente opción de alojamiento en un lugar privilegiado. Por cierto que los clientes que reservan a través de Booking también lo tienen muy claro en sus opiniones. Tanta gente no puede estar equivocada. Encima puedes cenar por diez euros extra.

El entorno es de película. Puedes ir al cabo de Finisterre en unos minutos a la hora que te apetezca. Corcubión y Cee están a unos minutos. Muxía y Camariñas quedan a tiro de piedra. Opciones para comer bien y barato, las que haga falta, con los mejores pescados y mariscos del mundo a precios impensables en ninguna otra parte. Desde el hotel a la playa vas andando y a lo mejor tienes habitación con vistas al mar y todo. También puedes ir a Santiago de Compostela a pasar el día. Ojo porque el camino pasa por aquí mismo, que termina en Finisterre. Por lo visto el que maneja el timón de este negocio familiar es un tal Felipe del que todo el mundo habla muy bien y que al parecer tiene un excelente gusto para la música. Los clientes extranjeros se deshacen en elogios sobre el hotel Playa Langosteira. Por cierto que tienen wifi gratis, aunque en un entorno así lo que apetece es desconectar de todo. Las habitaciones cuentan con aire acondicionado por si algún día hace mucho calor.

Toda la información y reservas en la web del hotel.

No hay comentarios: