domingo, 27 de abril de 2014

NUEVA TENDENCIA EN HOTELES: DESAMUEBLAR.

Alucina vecina porque los tiempos son tan chungos que algunos hoteleros han dado con una solución de emergencia para ahorrar en personal y en productos de limpieza. Principalmente la cosa consiste en desamueblar el hotel, empezando por la recepción. siguiendo por los pasillos y acabando por las habitaciones.

Eso ya lo hice yo en un apartamento cuando lo puse en alquiler y quería que pareciera más grande, pero el resultado en un hotel tiene resultados aterradores. Adiós a las plantas naturales o artificiales y a todo objeto decorativo que requiera el paso del plumero o la bayeta. Se acabaron los muebles decorativos y los cuadros en pasillos o zonas comunes. Ahora lo que hay es espacio, mucho más espacio, absolutamente inútil e inservible pero ya no se rompe ni se deteriora nada.

No creeríais cosas que he visto. Áreas llenas de mesas sin sillas donde anteriormente había ordenadores con acceso a internet, por ejemplo; camas sin mesilla de noche y pasillos o descansillos que en su tiempo estaban decorados y ahora parecen más propios de un albergue o un hospital.

Y lo gordo es que el desamueblamiento no garantiza mejor limpieza siquiera, porque cada vez hay menos camareras de pisos en los hoteles y las pocas que tienen la suerte de trabajar lo hacen durante muchas horas, de forma que ni así se acaba de tener listos los dormitorios antes de la hora de comer. Ojito porque no hablo de todos los hoteles sino de algunos que se están pasando de listos, que te ponen un único punto de luz en el centro del cabecero de la cama en lugar de uno a cada lado. De estas cosas saben un rato los de la hostelería supereconómica pero por lo menos no te venden lujos sino un producto del que ya sabes las características.

Espero no dar ideas a hoteleros desaprensivos. Ojalá que los clientes divulguen la situación si es que se la encuentran durante sus estancias.

No hay comentarios: