martes, 26 de octubre de 2010

TRUCOS PARA VIAJAR. LLEVAR UNA MALETA VACÍA.


Ir de viaje mola pero hay que cargar con las maletas y hay una ley universal que dice que salen tan repletas que la vuelta se complica porque inevitablemente la carga que se marchó de casa se verá siempre incrementada a la vuelta, a no ser que vayamos tirando algo por el camino.

Mi recomendación personal es llevar siempre una maleta vacía, de preferencia de formato flexible y plegable, de materiales que pesen muy poco y que pueda llevarse dentro de otra, aunque también podemos utilizarla para incluir la principal dentro de ésta, de manera que la más importante quede protegida en caso de rotura. Suena original e ingenioso y así es.

A lo largo del viaje se nos irá ensuciando la ropa y no sería conveniente guardar la que hay que lavar con la limpia. En no pocos destinos hay lavanderías pero generalmente esperamos a llegar a casa. Para eso nos irá de perlas la maleta vacía, en la que podremos guardar la ropa sucia (mejor envuelta en bolsas) y también algunas compras que hayamos hecho.

Normalmente es mucho mejor llevar dos maletas pequeñas que una grande por persona o incluso cuatro por pareja que dos medianas o una enorme. Los bultos se manejan mejor si tienen un peso razonable y si nos pierden alguna todavía nos quedan otras, mientras que si se extravía la única nos veremos en problemas. Las maletas pequeñas permiten clasificar la ropa fácilmente y no se arrugan tanto las prendas.

Lo mejor es llevar de viaje las maletas menos pesadas y más flexibles, incluso las más cutres de que dispongamos, porque serán mucho mejor tratadas que las rígidas, que se llevan todos los trastazos del mundo y que acaban rompiendo fácilmente. Hay que darse cuenta de que las maletas duras pesan muchísimo incluso vacías.

La cinta de embalar se compra en cualquier tienda por un euro y si la usamos para reforzar la estructura de la maleta evitaremos también sorpresas inesperadas como roturas e incluso robos, a mucho mejor precio que los plásticos que se usan para embalar maletas en aeropuertos al precio de seis euros por pieza.

Llévate una maleta vacía o acabarás comprando una en destino; la podrás llevar como equipaje de mano y te alegrarás de haber sido previsor.

1 comentario:

Toni dijo...

"Las maletas pequeñas permiten clasificar la ropa fácilmente y no se arrugan tanto las prendas".

¿¿¿¿???? Hombre, cuanto más dobles una prenda más se arrugará ¿no?.

Cuando viajamos en avión siempre llevamos 2 maletas grandes y ponemos la ropa de mi mujer y mía mezclada en ambas maletas por si se pierde una. Si se pierden ambas ya sería la ...