domingo, 30 de noviembre de 2008

UNOS SERVICIOS QUE TE CAGAS


Ya sé que la imagen no sorprende a nadie pero es que se trata del urinario de una base de la Antártida y eso siempre impresiona.


Vivir para ver. Uno viaja por el mundo y en cada retrete puede haber una sorpresa más o menos agradable. Lo mínimo que uno puede exigir es limpieza y generalmente para eso hay que pagar en casi todo el mundo civilizado menos en España y Portugal que es gratis por sistema, aunque escaseen los servicios públicos. Me han dicho que lo mejor es el acero inoxidable porque los gérmenes no sobreviven en él.


Con sentido del humor, con arte, con elegancia e incluso con mucha imaginación, los servicios de todo el mundo salen a relucir en la web http://www.urinals.net


Por cierto que los de arriba corresponden a los de un país escandinavo.
En Francia me resulta molesto que en la mayor parte de establecimientos hosteleros los servicios sean unisex, es decir, los mismos para señoras y caballeros, no en un alarde de igualdad sino más bien en un deseo de aprovechar al máximo las instalaciones. Últimamente los he visto preciosos en Portugal y los casos que más me han llamado la atención son los de Suiza, donde uno se encuentra unos limpísimos servicios al lado del lago de Davos que cuentan con calefacción, todo un gran detalle. En Túnez puede haber una manguera en lugar de cisterna.

Los hay con música, de pago, gratuitos, asquerosos, impecables, minimalistas, lujosos y humildes, pero siempre están ahí, esperando que los humanos sintamos la llamada de la naturaleza.
En http://www.urinals.net encontraremos una enorme selección. La navegabilidad es muy mala y el diseño no ayuda pero cuentan con una base de datos bastante completa. Cualquier día buscaremos un WC con ayuda del móvil y podremos ver antes las fotos por si acaso. Porque si hay algo cierto es que nunca hay garantía de que tras la puerta que elijamos haya papel higiénico de sobra.

1 comentario:

Toni dijo...

En muchos de Túnez, y supongo que en otros países musulmanes, lo normal es no tener papel higiénico.