sábado, 13 de noviembre de 2010

LA LÍNEA DE FERROCARRIL QUE SÓLO SE USA UNA VEZ AL AÑO


Como curiosidad tiene su gracia pero en realidad es una pena. En la foto vemos al tren del Descenso Internacional del Sella que circula entre Oviedo y Ribadesella, probablemente el tren de vía métrica más largo de Europa. Ribadesella es una villa costera Asturiana llena de atractivos de la cual ya hemos hablado en este blog.

El tren circula por la línea Oviedo-Santander hasta la estación de Llovio, donde toma el ramal ferroviario que conduce al casco urbano de Ribadesella. En los dos kilómetros escaso de viaje va pegado al río Sella y finaliza su recorrido junto a la estación de autobuses, donde incluso hay un andén que sólo se usa el primer sábado de agosto.

Ribadesella tiene una estación de tren pero queda bastante alejada del centro urbano; para llegar a ella hay que caminar en cuesta un ratito, lo cual disuade a más de uno.

La razón de que no exista servicio regular de viajeros entre Llovio y Ribadesella es que la estación de Llovio se encuentra cerrada y sin personal. Bastaría que funcionara diariamente para que los trenes pudieran circular por ese ramal fantasma que parece abandonado. Por su puesto que así fuera los autobuses sufrirían la competencia del tren pero eso seguro que no interesa.

Recuerdo haber viajado de niño a la playa en esos trenes que casi se metían en las calles de la villa. Más tarde jugué al lado de esa vía y sabía que había que andar con cuidado porque pasaban pocos trenes pero un tren siempre es un tren por despacio que vaya. Se trataba de los automotores MAN azules de toda la vida.

Cuando el viajero se encamine hacia Ribadesella verá a su izquierda el río ya crecido y hecho ría con una vía métrica a su lado. Ahora mismo es un momumento a la inutilidad y a la desidia de las administraciones públicas, aparte de una curiosidad para comentar a los amigos.

No hay comentarios: