Ir al contenido principal

COLONIA CARD. UNA TARJETA MUY RENTABLE.


Colonia está en Alemania y su nombre en alemán es Köln. En otras lenguas se llama Cologne. De ahí viene la famosa agua de colonia. La ciudad tiene una imponente catedral que se puede visitar gratuitamente aunque subir a su torre más alta a pie tiene un coste de dos euros y media hora de agotamiento en subida y no menos en bajada. Por Colonia pasa el Rhin, o el Rhein, para ser más exactos. La ciudad da para un divertido fin de semana porque hay una zona de movida frente al río bastante animada y la calidad del comercio es impresionante, por su especialización y muy buenos precios. En Colonia dos personas pueden comer en la mejor cervecería por poco más de 20 euros con bebida y todo. Ya sé que esto sorprende porque se suele pensar que Alemania es un país caro, pero de eso nada, ya que hay hoteles excelentes a precios increibles, sobre todo los fines de semana.



La tarjeta Colonia Welcome Card es de las mejores del mercado y muy fácil de amortizar. Por nueve euros tenemos transporte gratis en toda la comarca, incluyendo la ciudad de Bonn. Hay descuentos abundantes para museos, incluyendo el del chocolate, de la famosa casa Lindt, donde veremos en directo el proceso de elaboración de los bombones y degustaremos gratuitamente las especialidades. En Colonia hay parques exhuberantes y hasta baños termales.

Entenderse con los locales es bastante sencillo y la población resulta muy acogedora. Sin duda, una buena idea para un fin de semana en Europa a precios covenientes. Y con la tarjeta que comentamos, adquirible en la oficina del turismo, mucho mejor.

Mogollón de información sobre la ciudad en español en http://www.koeln.de/tourismus/koelntourismus/international/es_00.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿CUÁNTO SE PUEDE PAGAR POR UN DESAYUNO?

Quizás el lector no sepa que publico mensualmente en una revista profesional para hoteleros. Insisto muy a menudo en que los desayunos no pueden cobrarse más caros que una comida de menú en el restaurante que siempre hay cerca del hotel. Me horripila ver cómo algunos establecimientos se atreven a cobrar por encima de los doce euros por un buffet y no ofrecen alternativas para los clientes que símplemente quieren tomar un café y un croissant, ya que a esas horas cierran la cafetería.
Naturalmente que el hotel es de los dueños y hacen con su negocio lo que quieran, pero lo que consiguen es que la mayor parte de los huéspedes se largue a la cafetería de enfrente. Da igual dónde se construya un hotel porque enseguida aparece un bar a pocos metros y allí se dan cita los clientes que huyen de precios propios de barra americana. Claro que hay clientes a quienes la empresa les paga todos los gastos pero los del fin de semana no están para pulirse 25 euros del ala por pareja por muy bueno que e…

VIAJAR CON ROPA VIEJA

El título del post puede resultar intrigante y sin embargo la idea es muy sencilla. Se trata de utilizar en los viajes toda aquella ropa que se halla en nuestro armario y no tenemos pensado utilizar en la vida cotidiana pero tampoco tiramos porque nos da pena. Una solución es donarla, aunque los contenedores de prendas usadas están a tope y parece que lo que les sobra a las ONG es ropa vieja. No tiene mucho sentido gastar en armarios para guardar ropa que no se usa y que acaberemos tirando.
La propuesta consiste en usar y tirar, no lavar ni guardar. Hacemos la maleta con todo aquello que nos sobra y según van pasando los días nos deshacemos de ella, preferiblemente de modo ecológico y no arrojándola a la basura. Por una parte sacamos partido del dinero que invertimos en su momento y simplificamos el viaje notablemente porque ocurren varias cosas:
-No temos que facturar equipaje a la vuelta si viajamos en avión y además del coste económico que ello supone en algunas compañías, el emba…

NAVAJA EXTRAPLANA PARA VIAJAR.

Hay ocasiones en las que viajo de apartamento y aunque haya casi de todo, la cafetera me la llevo de casa, junto con algunos artilugios que me faciliten la vida, no sea que vayan a faltar y me amarguen la existencia.
Otras veces voy de hotel y eso ya es distinto. No siempre puedes cargar con chirimbolos. Lo que pasa es que en ocasiones surgen emergencias varias tales como abrir una botella, cortar un bollo de pan o abrir una lata que no lleva abrefácil.
Para eso ha nacido la navaja extraplana, que cabe en la cartera y cuesta doce dólares comprándola en http://www.fishboy.com/BCB_Mini_Work_Tool_p/tool_bcb_survival.htm