Ir al contenido principal

NASCHMARKT. EL GRAN MERCADO DE VIENA.

Viena es toda una capital europea de alto coste y muy pensada para los locales o visitantes de alto poder adquisitivo. Hay muy pocas cosas gratis o baratas en Viena. No se trata de una ciudad fácil de andar y el transporte público se hace necesario para una visita completa; menos mal que el pase diario de transportes se paga por debajo de 5 euros y el agua de las fuentes públicas compite con la calidad de las embotelladas.

Felizmente hay alguna visita a coste cero, como es el caso del Naschmarkt, el mercado de la ciudad, que no compite en calidad con el de la Boquería de Barcelona ni en elegancia con el Covent Garden de Londres, ni en amplitud con el de Bolhao de Oporto. Hoy el día este mercado se ha convertido en todo un espectáculo turístico y ha perdido parte de su función original. Más bien se trata de un área de restauración rápida y multiétnica. No hay mejores frutas que en un mercado andaluz ni mejores pescados que en cualquier supermercado portugués ni la variedad de quesos de una tienda asturiana, vamos, que no se compite con la sección gourmet de Harrod's o de los grandes almacenes suizos Manora.

El Naschmarkt está ahí para hacer una pausa y pasar unos minutos entretenidos entre tanta visita cultural. Ojo porque hay mucho follón y el paseo puede ser agobiante, lo mismo que comer en las estrechas mesas de las terrazas o soportar la brasa que dan algunos vendedores para que compres. No se trata de un gran mercado cubierto sino de una sucesión de puestos de más de 1000 metros de longitud. Por lo menos no nos costará nada y tendremos derecho a un buen rato de novedades. Los precios de la mercancía suelen indicarse por cada 100 gramos o medio kilo, para no asustar demasiado...

Casi se me olvida mencionar que el mercado se halla cerca de la parada de metro Karlsplatz.

Comentarios

Toni ha dicho que…
Estuve en Viena en 2004 y me sorprendió que en un restaurante "fino" al lado de la catedral, los precios eran muy parecidos a los que se encontraban en la misma época en Casa Conrado de Oviedo.

Entradas populares de este blog

EL MISTERIO DE LOS INODOROS DEL ESTE DE EUROPA

Durante una estancia en Hungría descubrí que el inodoro de mi apartamento tenía un diseño extraño, diferente y poco útil. La verdad es que era incordioso utilizarlo. Es como el de la foto y obligaba a tirar de la cadena varias veces para conseguir el resultado deseado. Nada que ver con los modelos de Roca tan habituales aquí. En sistemas de descarga de agua y manipulación de las cisternas había visto de todo pero esto era sorprendente. Hoy me han desvelado el misterio en un blog. Ojo porque inicialmente el blog plantea una discusión sobre el tema y el la solución está en el comentario 19. No adelanto acontecimientos y dejo al lector que vaya al grano y disfrute con el tema gracias a la fuente original de la información. Quizás estos gráficos le den alguna pista. Descubra ahora la gran verdad en http://www.aitorgarcia.net/el-water-comunista/ El blog de este tío es una gozada y promete una lectura muy entretenida.

¿LA CASA DE BATMAN EN VALENCIA DE DON JUAN?

La casa de la foto se encuentra en Valencia de Don Juan, en la provincia de León. Allí tenemos también el Castillo de Coyanza y una enorme colonia de veraneantes asturianos en cuanto asoma el sol. La casa tiene la particularidad de que lleva edificándose desde los años 90 del siglo pasado y todavía no se ha terminado. Toda la información la podemos encontrar en este enlace.  Hay muchos detalles interesantes que pueden sugerir una visita si nos encontramos cerca. No hay dos ventanas iguales y los materiales de construcción son de lo más variopinto.

TRUCOS PARA VIAJAR. LLEVAR UNA MALETA VACÍA.

Ir de viaje mola pero hay que cargar con las maletas y hay una ley universal que dice que salen tan repletas que la vuelta se complica porque inevitablemente la carga que se marchó de casa se verá siempre incrementada a la vuelta, a no ser que vayamos tirando algo por el camino. Mi recomendación personal es llevar siempre una maleta vacía, de preferencia de formato flexible y plegable, de materiales que pesen muy poco y que pueda llevarse dentro de otra, aunque también podemos utilizarla para incluir la principal dentro de ésta, de manera que la más importante quede protegida en caso de rotura. Suena original e ingenioso y así es. A lo largo del viaje se nos irá ensuciando la ropa y no sería conveniente guardar la que hay que lavar con la limpia. En no pocos destinos hay lavanderías pero generalmente esperamos a llegar a casa. Para eso nos irá de perlas la maleta vacía, en la que podremos guardar la ropa sucia (mejor envuelta en bolsas) y también algunas compras que hayamos hecho.