Ir al contenido principal

PLAYAS DE PAGO EN ITALIA. TODO UN CHOQUE CULTURAL.

Más vale que el viajero vaya avisado de mano. La mayoría de las playas italianas obliga a pagar por disfrutar de ellas. Esto es así desde mediados del siglo pasado y desde entonces ha sido la iniciativa privada la que se ha encargado de su mantenimiento y su explotación.

Lo curioso es que en el 99% de las ocasiones las playas ni siquiera son visibles desde los paseos marítimos porque se encuentran valladas y existen controles de acceso. El bañista que se lo pueda permitir dispone de tumbonas, sombrillas, servicios y duchas, todo por una tarifa diaria muy poco conveniente para los que quieren pegarse un chapuzón y tomar el sol un ratito.

Todo lo anteriormente mencionado constituye un choque cultural de tres pares de narices incluso para los franceses, que siguen contando un playas de libre acceso universal para todos los ciudadanos del mundo. No digamos ya para los españoles, que nos vemos sorprendidos por un sistema de baños más bien poco democrático. Sí es posible entrar en zonas de baño libre, pero con una calidad ínfima y sin posibilidad de extender una toalla en el suelo. Lo de aparcar cerca de la playa también exige mucha moral y algo de dinero.

No me gusta el método pero me aguanto. Incluso me pregunto si convendría aplicarlo en algunas playas españolas de modo selectivo. Hay que tener en cuenta que el ayuntamiento asturiano de Villaviciosa se gasta en mantenimiento de playas 300.000 euros anuales y no obtiene ninguna rentabilidad aportada por los visitantes. Yo mismo reconozco que utilizo playas de Ribadesella y Llanes con aparcamiento gratuito y nunca gasto nada en esos municipios. Digamos que hago turismo diesel, o sea que ando mucho, consumo poco y contamino bastante.

Ahí queda la propuesta de debate. En España nos sobran playas pero a los municipios les cuesta mantenerlas y no siempre aportan beneficios a la población local.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL MISTERIO DE LOS INODOROS DEL ESTE DE EUROPA

Durante una estancia en Hungría descubrí que el inodoro de mi apartamento tenía un diseño extraño, diferente y poco útil. La verdad es que era incordioso utilizarlo. Es como el de la foto y obligaba a tirar de la cadena varias veces para conseguir el resultado deseado. Nada que ver con los modelos de Roca tan habituales aquí. En sistemas de descarga de agua y manipulación de las cisternas había visto de todo pero esto era sorprendente. Hoy me han desvelado el misterio en un blog. Ojo porque inicialmente el blog plantea una discusión sobre el tema y el la solución está en el comentario 19. No adelanto acontecimientos y dejo al lector que vaya al grano y disfrute con el tema gracias a la fuente original de la información. Quizás estos gráficos le den alguna pista. Descubra ahora la gran verdad en http://www.aitorgarcia.net/el-water-comunista/ El blog de este tío es una gozada y promete una lectura muy entretenida.

¿LA CASA DE BATMAN EN VALENCIA DE DON JUAN?

La casa de la foto se encuentra en Valencia de Don Juan, en la provincia de León. Allí tenemos también el Castillo de Coyanza y una enorme colonia de veraneantes asturianos en cuanto asoma el sol. La casa tiene la particularidad de que lleva edificándose desde los años 90 del siglo pasado y todavía no se ha terminado. Toda la información la podemos encontrar en este enlace.  Hay muchos detalles interesantes que pueden sugerir una visita si nos encontramos cerca. No hay dos ventanas iguales y los materiales de construcción son de lo más variopinto.

TRUCOS PARA VIAJAR. LLEVAR UNA MALETA VACÍA.

Ir de viaje mola pero hay que cargar con las maletas y hay una ley universal que dice que salen tan repletas que la vuelta se complica porque inevitablemente la carga que se marchó de casa se verá siempre incrementada a la vuelta, a no ser que vayamos tirando algo por el camino. Mi recomendación personal es llevar siempre una maleta vacía, de preferencia de formato flexible y plegable, de materiales que pesen muy poco y que pueda llevarse dentro de otra, aunque también podemos utilizarla para incluir la principal dentro de ésta, de manera que la más importante quede protegida en caso de rotura. Suena original e ingenioso y así es. A lo largo del viaje se nos irá ensuciando la ropa y no sería conveniente guardar la que hay que lavar con la limpia. En no pocos destinos hay lavanderías pero generalmente esperamos a llegar a casa. Para eso nos irá de perlas la maleta vacía, en la que podremos guardar la ropa sucia (mejor envuelta en bolsas) y también algunas compras que hayamos hecho.