Ir al contenido principal

VACACIONES EN EL MAR PERO A LO BESTIA



Seguro que el lector ha escuchado alguna vez hablar sobre viajes transoceánicos en buques de crucero. Pues bien, este artículo va sobre ese tipo de desplazamientos pero de una manera muy diferente, ya que trata sobre viajes turísticos en barcos cargueros.

Efectivamente es posible viajar hoy en día dentro de esos barcos como si de una línea regular se tratase y encima a precios muy competitivos que sistemáticamente incluyen la pensión completa y el alojamiento en camarotes con baño. Supongo que la experiencia es todo un reto para el viajero.

La empresa Grimaldi tiene una división de transporte de mercancías en la que ha desarrollado los "freighter cruisers", es decir, los cruceros de carga. Toda una espectacular aventura para aquellos que busquen nuevas experiencias. La propuesta resulta ideal para desconectar completamente de todo e incluso para desaparecer durante una temporada. Puedes aprovechar para leer todos los libros que tienes por terminar o también para escribir uno, redactar una tésis o vivir una aventura sentimental e incluso para reflexionar.

Ojo porque no nos pasamos todo el tiempo en el barco sino que hay puertos en los que se puede desembarcar durante unas horas para dar una vuelta y retomar el contacto con la civilización.

La propuesta más bestia la tenemos con salida de Bilbao y paso por África con destino Buenos Aires y regreso en unos 50 días al precio de 2600 euros ida y vuelta, quedando en 1400 el viaje de sólo ida. Si sólo queremos gastar mil euros tenemos un circuito que sale de Italia pasando por Grecia, Turquía, Egipto e Israel en 14 días. Con salida desde Valencia hay todo un superviaje de 16 días que sale por unos 1600 euros.

La web oficial está en

http://www.grimaldi-freightercruises.com/

y el folleto en pdf con todos los detalles sale en este enlace.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL MISTERIO DE LOS INODOROS DEL ESTE DE EUROPA

Durante una estancia en Hungría descubrí que el inodoro de mi apartamento tenía un diseño extraño, diferente y poco útil. La verdad es que era incordioso utilizarlo. Es como el de la foto y obligaba a tirar de la cadena varias veces para conseguir el resultado deseado. Nada que ver con los modelos de Roca tan habituales aquí. En sistemas de descarga de agua y manipulación de las cisternas había visto de todo pero esto era sorprendente. Hoy me han desvelado el misterio en un blog. Ojo porque inicialmente el blog plantea una discusión sobre el tema y el la solución está en el comentario 19. No adelanto acontecimientos y dejo al lector que vaya al grano y disfrute con el tema gracias a la fuente original de la información. Quizás estos gráficos le den alguna pista. Descubra ahora la gran verdad en http://www.aitorgarcia.net/el-water-comunista/ El blog de este tío es una gozada y promete una lectura muy entretenida.

¿LA CASA DE BATMAN EN VALENCIA DE DON JUAN?

La casa de la foto se encuentra en Valencia de Don Juan, en la provincia de León. Allí tenemos también el Castillo de Coyanza y una enorme colonia de veraneantes asturianos en cuanto asoma el sol. La casa tiene la particularidad de que lleva edificándose desde los años 90 del siglo pasado y todavía no se ha terminado. Toda la información la podemos encontrar en este enlace.  Hay muchos detalles interesantes que pueden sugerir una visita si nos encontramos cerca. No hay dos ventanas iguales y los materiales de construcción son de lo más variopinto.

TRUCOS PARA VIAJAR. LLEVAR UNA MALETA VACÍA.

Ir de viaje mola pero hay que cargar con las maletas y hay una ley universal que dice que salen tan repletas que la vuelta se complica porque inevitablemente la carga que se marchó de casa se verá siempre incrementada a la vuelta, a no ser que vayamos tirando algo por el camino. Mi recomendación personal es llevar siempre una maleta vacía, de preferencia de formato flexible y plegable, de materiales que pesen muy poco y que pueda llevarse dentro de otra, aunque también podemos utilizarla para incluir la principal dentro de ésta, de manera que la más importante quede protegida en caso de rotura. Suena original e ingenioso y así es. A lo largo del viaje se nos irá ensuciando la ropa y no sería conveniente guardar la que hay que lavar con la limpia. En no pocos destinos hay lavanderías pero generalmente esperamos a llegar a casa. Para eso nos irá de perlas la maleta vacía, en la que podremos guardar la ropa sucia (mejor envuelta en bolsas) y también algunas compras que hayamos hecho.